Melinka busca diseñar borde costero en conjunto con sus pobladores

En Melinka se está desarrollando un proyecto convocado por la agrupación “Soñando borde costero”, que con el apoyo de la Ilustre Municipalidad de Guaitecas y los profesionales de Servicio País, buscan desarrollar un diseño participativo de los espacios públicos en el borde costero, donde se tome en consideración las opiniones de los diferentes actores sociales existentes en la isla.

La recopilación de documentos audiovisuales y testimonios de los habitantes del sector basándose en la memoria histórica del poblado ha sido fundamental en el desarrollo del proyecto, ya que se espera crear espacios públicos donde su identidad se vea plasmada en el diseño logrando cubrir sus necesidades, además de adaptarse a sus costumbres.

Cristian Alvarado, alcalde de Guaitecas, indicó que: “este tipo de iniciativas buscan que la comunidad se sienta dueña de sus nuevos espacios, siendo partícipes en su gestación. Melinka ha cambiado mucho en los últimos años. Por ejemplo, actualmente tenemos uno de los puertos más modernos de la región, y por ello también queremos que el nuevo borde costero refleje a cada uno de los pobladores de la comuna”.

Un punto fundamental en el desarrollo del proyecto, es la generación de mesas de trabajo en donde los diferentes grupos sociales, divididos por rangos etáreos, pudieron llegar a acuerdos en cuanto a las principales falencias del actual borde costero.

Las principales conclusiones se concentran en la mayor implementación de áreas verdes, construcción de infraestructura que permita a la comunidad el correcto aprovechamiento de los espacios en las diferentes épocas del año y otras mejoras que irán en directo beneficio de actividades económicas, principalmente el turismo en el archipiélago.

En una tercera etapa del proyecto, se espera realizar una marcha exploratoria por el borde costero, en donde los vecinos puedan dar testimonio de su relación con el espacio, ayudando a los profesionales a desarrollar una idea acabada de las necesidades de los pobladores, y de este modo lograr plasmarlas en el nuevo diseño del borde costero para Melinka.