Etiqueta: Ballena Azul

GUAITECAS Y EL CORCOVADO, PARAÍSOS PARA GRANDES CETÁCEOS

La comuna de Guaitecas se presenta como un lugar estratégico para la exploración y avistamientos de mamíferos marinos, particularmente las especies Balaenoptera musculus y Yubarta, es decir, la famosa “Ballena Azul” y la esplendorosa “Ballena Jorobada”.

Los animales más grandes de la tierra encuentran un refugio natural entre el Golfo Corcovado y los innumerables canales del archipiélago de las Guaitecas, siendo casi 300 ejemplares que se trasladan desde el sur en busca de krill y protección para sus crías. Esto debido a las condiciones naturales que presentan dicho punto geográfico y donde se almacena gran cantidad de alimento.

De esta forma, desde el extremo sur de la isla grande de Chiloé, internándose en el archipiélago austral de Guaitecas, siendo punto central el golfo Corcovado, se ha transformado en uno de los puntos con mayores avistamientos de ballenas del hemisferio sur.

Ante este nuevo escenario antiguos pescadores y la propia comunidad de Guaitecas y sus alrededores ven una oportunidad para desarrollar un emprendimiento turístico en cuanto a al avistamiento de estos gloriosos animales. Un ejemplo de esto es el caso de don Víctor Ruiz, que ya hace un par de años se dedica a trasladar a turistas y amantes de los cetáceos a observarlos en su habitad natural.

“Yo he tomado unos cursos para hacer turismo basado en avistamientos de ballenas, llevamos hartos años haciendo esto, de manera frecuente en el verano. Creo que este tipo de turismo en Melinka viene para quedarse y esperamos que más adelante llegue más gente y a futuro será un buen trabajo” comenta Víctor.

De igual forma, diversos agentes comunales y organizaciones internacionales han tomado el peso a esta oportunidad, tanto desde el punto de vista del fomento productivo como investigativo. Así, iniciativas como “Navegando Juntos Rumbo a La Conservación”, proyecto de innovación social financiado por Corfo, región de Aysén y presentado por la federación de pesadores de Guaitecas (Fepag), busca entregar alternativas a la problemática que presenta la pesca artesanal, generando actividades económicas en torno al turismo y la conservación, siendo los avistamientos de mamíferos y aves el núcleo central para el desarrollo de rutas turísticas.

Por su parte, organizaciones como fundación Meri y el Centro de Ballena Azul desde hace años ya llevan trabajando desde el área científica en la investigación y protección de estos animales, y generando diversas instancias de educación a la población y buscando estrategias para resguardar la seguridad tanto de los animales, como de los visitantes; generando material científico para su difusión y educación.

Caber destacar que la temporada de avistamiento de ballenas comienza en diciembre y finaliza en abril, periodo en que las ballenas regresan para alimentarse y cuidar a sus crías, estación ideal para turistas y veraneantes; además no sólo son estos grandes cetáceos los protagonistas de estas expediciones, también otros mamíferos marinos como el delfín austral y el delfín chileno, lobos de mar y diferentes especies de pingüinos y aves, son los que pueden apreciarse durante todo el año en nuestra Patagonia insular, además de su ya imponente flora.

Municipio de Guaitecas celebra acuerdo para la protección de la ballena azul en el Golfo del Corcovado

A comienzos de octubre representantes del gobierno, la industria salmonera y científicos, firmaron un Acuerdo de Producción Limpia (APL), en el que se comprometieron al desarrollo de estudios e investigaciones enfocadas en la conservación de la ballena azul en el Golfo del Corcovado.Esta área ubicada en la entrada norte a Guaitecas representa uno de los puntos de avistamiento de cetáceos más importante del hemisferio sur.


Cristian Alvarado, alcalde de Guaitecas, expresó que “este acuerdo es fundamental para proteger una zona que es privilegiada en el mundo, pues nuestro archipiélago es reconocido por el avistamiento de ballenas, y por ello es deber de todos velar por su conservación. Guaitecas busca poder desarrollarse de manera sustentable, tratando de potenciar de esa manera el desarrollo económico, turístico y ambiental”.


El avistamiento de cetáceos representa uno de los grandes atractivos turísticos con los que cuenta la comuna. A la fecha se han registrado avistamientos de alrededor de 150 ballenas azules, jorobadas y sei, por ello este convenio viene a resguardar las condiciones ambientales de la zona sur de Chile y fomentar el estudio de la fauna que habita el sector.

El segundo de los objetivos es la adopción, por parte de la industria salmonera, de prácticas productivas que favorezcan la conservación del ecosistema así como la prevención y mitigación de impactos en las zonas de influencia de las operaciones de esta industria, fomentando la colaboración entre las empresas suscriptoras, la sociedad civil, el mundo científico y los servicios públicos.

Este acuerdo voluntario pretende estar en funcionamiento durante un periodo  aproximado de 36 meses, aunque existe la expectativa de mantenerlo por 10 años en el sector, lo que representa un aporte de 250 mil dolares anuales y que será entregado principalmente por las empresas dedicadas a la salmonicultura que se desarrollan en la zona, buscando generar estudios científicos y mejorar las capacidades relacionadas a la ballena azul en nuestro país.

Dentro de los participantes de este acuerdo se encuentran representantes de las industrias salmoneras miembros dela Global Salmón Initiative (GSI) – AquaChile, Blumar, Camanchaca, Los Fiordos, Multiexport y Ventisqueros – la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca), el Servicio Nacional de Pesca y Acuicultura (Sernapesca), CORFO, la Dirección General de Territorio Marítimo y Mercante (Directemar), el Centro Ballena Azul, la Universidad Austral de Chile (UAC) y WWF Chile, liderados por el Consejo Nacional de Producción Limpia (CPL).