Un arte en la conjugación de ingredientes autóctonos de la comuna de las Guaitecas

        Ciprés, Tepú, Murta y Calafate son especies características y que identifican a Melinka, el poblado más grande de la comuna de la Guaitecas, lugar que se ha transformado en cuna de grandes talentos artísticos culturales y de emprendimientos con identidad melinkana.

        Es así como hoy en día, en medio de la belleza natural que posee esta comuna, es que se está gestando la primera cerveza artesanal que llevará por nombre “Puerto Melinka”. Su creador Francisco Boisier Sandoval, llegó hace 3 años a la zona junto a su esposa, desde la ciudad de Temuco y siempre tuvo la inquietud de crear una cerveza artesanal que fuese única en su estilo.

        “Cuando llegué a Melinka me di cuenta que aquí existían materias primas propias de la zona que podía utilizar para crear una cerveza única y fue ahí que decidí embarcarme en este emprendimiento”, explica Boisier.

        La cerveza Puerto Melinka está siendo preparada en base a las mejores maltas nacionales y extranjeras, agua purificada  y esencias del archipiélago de las Guaitecas. “El Ciprés tiene un aroma muy intenso, y  pensaba que debía ser como el roble americano que utilizan para hacer vinos, entonces yo decía por qué no hacer algo con el ciprés, y así transmitirle ese aroma a la cerveza”.

        Del mismo modo, pensó en el Tepú, árbol siempreverde, que posee una corteza color rojizo que le ha dado el color a las aguas de Melinka; además de  la Murta y el Calafate. “la combinación de estos ingredientes son los que me han dado las ganas de crear una cerveza única, que no sea como otras que puedes encontrar en todos lados. Yo sé que en Punta Arenas tiene una de Calafate, por eso quiero ser el primero en hacer una de murta”.

        Boisier Sandoval, hoy en día se encuentra en el proceso de afianzamiento de la receta perfecta para su cerveza, la cual además de deleitar los paladares del mundo busca potenciar el turismo en la comuna de la Guaitecas. Es así como dentro de poco podremos disfrutar de la cerveza Ciprés, una Cerveza de tipo Golden (rubia) con sabores suaves de Ciprés de las Guaitecas;  la cerveza Tepú, una Cerveza de tipo Red Ale (roja) con sabor acaramelado y un amargor fuerte del árbol de Tepú  y por último la cerveza Corcovado, una cerveza de tipo Porter (negra) con sabores a chocolates y café madurado en barriles de ciprés que aportan un intenso sabor originario.

        Este gran emprendimiento, ya se encuentra en busca de financiamiento del estado para poder hacerlo crecer. “Este año queremos postular a Sercotec para poder formalizar nuestra empresa y el próximo quiero postularla a Corfo para potenciar la fábrica de cerveza y comprar mejores equipamientos”

        “Es un lujo melinkano contar con una cerveza artesanal hecha en tu propia localidad, sobretodo teniendo en cuenta todo lo que juega en contra el estar en una zona extrema. Es un verdadero placer… por ahora se pretende estudiar bien la receta y afirmar muy bien los cimientos, para lograr que esto sea algo grande”, enfatiza.