CHICO DIABLO: UNA ALTERNATIVA DIFERENTE QUE PONE EN VALOR EL PROGRESO LOCAL

Diversificar la oferta de entretención de la bohemia Melinkana, rescatando lo tradicional y picaresco de la localidad es la nueva propuesta que el empresario Pablo Soto intenta plasmar en su nuevo emprendimiento: “Chico Diablo”.

La noche de este jueves la costanera de Melinka se vistió de fiesta para inaugurar el nuevo resto-bar que el empresario local apuesta como alternativa para el esparcimiento Melinkano. En una ceremonia en donde se invitó a distintos vecinos, representantes de la comunidad y autoridades, se dio el vamos a este ambicioso proyecto.

“La idea de generar un producto de estas características es porque vi la necesidad del turista y del pasajero que viene a trabajar a la isla, que siempre solicitaba un lugar donde pudieran compartir productos bien elaborados y con un espacio moderno. Me interesó generar este proyecto acá, pudiendo haber invertido en otro lugar, pero creo en la isla, amo esta isla, y por eso me decidí invertir acá” indicó el gestor y dueño de esta nueva alternativa, Pablo Soto.

De esta forma, en Melinka se abre una nueva oferta turística y laboral, generando empleo y modernizando los servicios que nuestra comuna ofrece a los visitantes y los propios vecinos. Teniendo un sello local e identitario que juega con la cultura popular de Guaitecas.

“El sello de nuestro local se va a caracterizar por una atención amable. La idea de este local es mantener el espíritu del melinkano que acoge al de afuera, que es servicial, etc. Todos son muy bienvenidos aquí hay un tema de integración y de puesta en valor de la comunidad”. Indicó Soto, señalando además el aporte de este negocio a la comunidad.

“Este nuevo negocio aporta a la comunidad, primero, generando espacios de trabajos que es super importante; y segundo, este restaurant va a dar un plus a la isla, porque la gastronomía y los tragos van a ser muy bien elaborados, existe una preocupación bien importante para que podamos desarrollar un producto bien terminado”.

Ante esta iniciativa de carácter particular, que beneficia y promueve a toda una comunidad, el alcalde de Guaitecas, presente junto a sus concejales en la inauguración, se refirió diciendo que “Es importante que empresarios locales se atrevan a invertir, el futuro de la isla va a ser el turismo, así que muy contento, deseándole lo mejor y agradecer la invitación que hizo a la comunidad a formar parte de este local, de una inversión bastante considerable. Felicito al empresario Pablos Soto, por atreverse, por innovar y por hacer de la comuna un lugar agradable”.

Además, se refirió al progreso y desarrollo económico que genera la existencia de este tipo de servicios, incentivando a que los empresarios locales se atrevan a invertir en la comuna con este tipo de propuestas.

“Si se atrevió una persona, la gente se va a ir atreviendo, esta es una alternativa que ayuda a que la competencia se modernice, empiece a mejorar y tengamos en Melinka lugares muy lindos, ya sea para comer platos típicos de la comuna, mostrando nuestra gastronomía, y también para pasar un momento agradable”. Indicó el edil.

Moderno espacio y sello original

La construcción y adecuación del espacio, junto con los permisos correspondientes fue un trabajo de 2 años. Esfuerzos que se vieron reflejados el día de ayer en la inauguración de un moderno local con espacios comunes, mesas de pool y salones vip, además de una moderna carta de tragos con denominaciones locales y una gastronomía basada en los recursos que cuenta nuestra comuna.

El equipo de trabajo está compuesta por una chef, un bartender, un jefe de local, un ingeniero en sonido y garzones. Los horarios de atención son de lunes a viernes desde las 10.00 hasta las 02.00 horas, mientras que el sábado se extiende hasta las 04.00 de la madrugada.

Por último, el empresario extendió la invitación a conocer el restaurant “vengan a compartir en familia, van a ser muy bien atendidos. Hay tragos muy bien elaborados y comida muy bien preparada. Vengan con seguridad, porque los vamos a estar esperando muy amablemente”.